Las fiestas pasan y las deudas quedan. Navidad es compartir, no comprar.

La Navidad va más allá de un regalo; es unión, reflexión y tiene que ver con la buena voluntad de las personas, no con el bolsillo:  Navidad, no vanidad.

Estamos acostumbrados a que con diciembre viene el dinero de los aguinaldos, los regalos, los viajes y mucha gente se endeuda durante los primeros meses del año. La Navidad va más allá y es “compartir”, no comprar.

Sé feliz con lo que tienes: tu familia, amigos, tu pareja. Dales las gracias por estar en tu vida. Si te nace celebrar la fecha con un regalo…¡hazlo!  Sólo recuerda darlo con un sentido: no se trata de que tan costoso o lujoso sea un obsequio, lo importante es la acción. No trates de quedar bien o aparentar.  Navidad es brindar amor, no necesitas regalos costosos: lo más importante que puedes dar es tu tiempo, la compañía, escuchar y el respeto.

Rara vez recordamos los regalos materiales, pero sí recordamos los buenos momentos, el tiempo compartido y las historias que tenemos para contar.

  • Las mejores cenas, no son las comidas más caras. La mejor cena que puedes tener es aquella que fue preparada con amor, creatividad y que une a toda tu familia.
  • La Navidad va más allá: da ánimos a quien los necesite, escucha a quien no tiene a alguien, alimenta a los que tienen carencias.

¡Feliz Navidad, disfruta con tus seres queridos y recuerda compartir este mensaje para que más personas se unan a celebrar!

 

Si quieres saber cómo viajar más síguenos:

 

 

Ahora que ya lo sabes, es momento de salir, descubrir el mundo y compartir este conocimiento con otros. 

 

Te recomendamos leer:

     

Comments

comments