Viaja con tu mamá ahora que eres adulto…aunque sea una vez al año

Viajar con tu mamá ahora que eres un adulto es algo que te dará felicidad y será una experiencia inolvidable para ambos…

Es un regalo para ambos que no tiene fecha de caducidad y no necesitas invertir mucho dinero; pueden viajar a un bosque, hacer un día de campo o simplemente tomar el auto o un autobús y salir en la carretera a algún pueblo cercano a la ciudad.

Estoy convencido que las mamás son las mejores compañeras de viaje: nos saben todo y conocen perfecto cada detalle. Viajar con mamá es algo que te recomiendo que hagas por que seguramente tus gustos han cambiado, tus ideas y tus sueños. Es una buena oportunidad para que ambos se pongan al corriente -una vez que todos volvamos a viajar-

 

1.-Hará más fuerte la relación de madre-hija(o)

Cuando viajas todo es nuevo, interesante y te encuentras en una zona neutral donde no hay bandos.  Así que para que el viaje continúa y salga perfecto todos deben colaborar y sumar a que esto suceda. Dale oportunidad de planear algunas actividades que sean de interés para ella. Así todos se sentirán parte del mismo logro.

2.-Conocer a tu mamá siendo adulto, es entenderla y saber más sobre ella

Son más libres, tienen más posibilidades de decirse las cosas como amigos y con un poco de confianza podrías saber más de ella de lo que nunca imaginaste. 

Viajar con tu mamá cuando eres adulto es una nueva etapa donde los dos comparten el mismo objetivo: pasarla bien. Además es una excelente oportunidad para hablar de temas que quizá ninguno de los dos se había atrevido a preguntar por que “no había sido el momento”.

viajar con mama

 

3.-Un viaje te dará más razones para amarla

Quizá su forma de ser choca con la tuya, pero por otro lado encontrarás que se sigue preocupando y procurando como cuando eras un pequeño. Viajar con tu madre te vuelve más sensible y cercano a sus necesidades y podrás conocerla de primera mano sin juicios ni ideas que tenías cuando eras adolescente.

4.-Te darás cuenta que su amor es incondicional

Viajar con tu mamá será volver a la niñez. -¿Ya comiste? ¡Toma agua! ¡No manejes cansada! ¿Llegaste bien a tu casa?- 

Mamá siempre será mamá y eso es lo más bonito que tendrás al viajar con ella: la sensación de que está ahí para ti y que cuentas con ella en las buenas y en las malas.

 

5.-Complicidad y risas

Lo bonito de viajar con tu mamá es que tu imagen se actualizará. Harán chistes, tendrán momentos bonitos de esos que se guardan con cariño en el corazón y que son imborrables, tanto que ni el mismo paso del tiempo podrá cambiar. 

6.-No pasarás hambre

No hay madre en este mundo que no esté atenta a tu nivel “de hambre”. Ella te conoce y sabe lo que te gusta. Es muy probable que llevé un sándwich o un café por la mañana y que tenga preparado el almuerzo mientras van de viaje. Hazlo, vete con tu mamá y descubre que las cosas no han cambiado tanto..

El viajar con tu mamá te dará una nueva perspectiva de quienes es y quién eres tú. Además esos recuerdos son los mejores que podrás tener como adulto. No necesitas mucho dinero, sólo ganas de pasar tiempo con ella. 

Si quieres saber cómo viajar más síguenos:

 

Ahora que ya lo sabes, es momento de salir, descubrir el mundo y compartir este conocimiento con otros. Comparte este artículo con tus amigos e inspirarlos a viajar.

Te recomendamos leer:

 

     

Comments

comments