Si no me vas a ayudar a volar, despéjame la pista

La vida es corta, deja de gasta el tiempo con personas equivocadas y que no te permiten ser feliz.
Si alguien te quiere en su vida hará un espacio para ti sin necesidad que luches por uno.
Nunca te quedes con la persona que te ignora y recuerda valorar a las personas que te han acompañado en los buenos y en los malos momentos.

 

 

Mejor solo que mal acompañado

“Si no me vas a ayudar, despéjame la pista” Cuando una persona está con nosotros pero no nos impulsa a volar quizá es momento de salir de ese lugar. Todos queremos crecer, desarrollarnos y necesitamos de otros para alcanzar nuestras metas. Es un proceso que muchas veces toma años y al realizarlo sentimos algo increíble llamado “realización y libertad”.

Elije rodearte de personas que suman, de humanos transparentes, de almas de noble corazón y de caras que no fingen. De bocas que no mienten y de cabezas pensantes, de amigos que se abrazan con la sinceridad, bondad y amor. Y por fin entendí que a veces es mejor no insistir ni entusiasmarse, no pensar tanto. ¡Qué sea lo que tenga que ser!

No es necesario tener pareja para ser feliz. La verdadera plenitud viene de nosotros mismos.   Levántate con ganas de comerte al mundo. Haz algo nuevo que te saque de la rutina -por pequeño que sea- Sólo tú tienes el poder de redibujar tu vida y de encaminarla de la manera que siempre has deseado.

Muchas son las historias que se casaron con la persona que no era adecuada. Algunos por un “falso compromiso” que busca sólo los propios intereses:

  • Elige con quien salir en el momento adecuado. Tómate tu tiempo. 
  • Nunca formalicen una relación por un interés económico o social
  • Y aunque no lo creas hay personas que solo buscan estar en una relación por que se sienten solas y no tienen la intención de ofrecer lo mismo que reciben.

Vive libremente, asume todas tus decisiones e inicia nuevos proyectos. No busques a una persona que te “haga feliz” porque le estarás dando un poder tan grande que ni siquiera te habrás dado cuenta.  Compartir significa satisfacer las necesidades de ambos y cuidar el detalle del compromiso, fomentando todos los días en los buenos y en los malos momentos.

 

 

 

“Elimina lo que no necesites” cuento zen

-Limpia tu casa. A fondo. En todos los rincones. Incluso los que nunca tuviste ganas, el coraje y la paciencia de tocar. Haz que tu casa sea brillante y cuidada. Quita el polvo, las telarañas, las impurezas. Incluso las más ocultas. Tu casa te representa a ti mismo: si cuidas de ella, también te cuidas.- respondió el maestro

-Maestro pero el tiempo es largo.

-Arregla lo que se puede arreglar y elimina lo que ya no necesitas. Dedícate al remiendo, borda los arranques de tus pantalones, cose bien los bordes deshilachados de tus vestidos, restaura un mueble, repara todo lo que vale la pena reparar. El resto, tíralo. Con gratitud. Arreglar y eliminar fuera de ti permite arreglar o eliminar lo que hay dentro de ti.

-Maestro ¿y luego qué?

-Siembra, incluso una semilla en un jarrón. Cuida una planta, riégala todos los días, háblales, dale un nombre, quita las hojas secas y las malas hierbas que pueden asfixiarla y robarle energía vital preciosa. Es una forma de cuidar tus semillas interiores, tus deseos, tus intenciones, tus ideales.

-Maestro ¿y si el vacío viene a visitarme?… ¿Si llegan el miedo a la enfermedad y a la muerte?

-Háblales. Prepara la mesa para ellos también, reserva un lugar para cada uno de tus temores. Invítales a cenar contigo. Y pregúntales por qué llegaron desde tan lejos hasta tu casa. Qué mensaje quieren traerte.

-Maestro, no creo que pueda hacer esto…

-No es el aislamiento tu problema, sino el miedo a enfrentar tus dragones interiores. Esos que siempre quisiste alejar de ti. Ahora no puedes huir. Míralos a los ojos, escúchalos y descubrirás que te pusieron contra la pared. Te han aislado para poder hablar contigo.

Como las semillas que solo pueden brotar si están solas, este momento de florecer llegó para ti.

 

 

 

Si quieres saber cómo viajar más síguenos:

Ahora que ya lo sabes, es momento de salir, descubrir el mundo y compartir este conocimiento con otros. 

 

Te recomendamos leer:

     

Comments

comments