Ser honesto quizá no te haga popular, pero podría traer personas correctas a tu vida

Ser honesto quizá no te haga el más popular, pero sí podría traerte a las personas correctas que sumen valor a tu vida

 

Ser genuino, una persona que va por la vida que respeta su palabra es cada vez más valioso por que es tan escaso como el oro. Si encuentras a alguien así, no le dejes ir, por que aunque quizá no te gusten sus respuestas es probable que te ayude a crecer

La honestidad empieza desde adentro, algo tan sencillo como cumplir lo que prometemos y hacer lo que decimos. Eso es actuar con coherencia. Quizá no es algo que los demás quieran escuchar, pero sí agradecerán saberlo.

 

 

Te inspiramos a viajar  

 

 

 

La honestidad podría atraer buenos amigos

 

La honestidad tiene ese poder de sumar y de transformar que lleva a crear oportunidades para todos. La honestidad procura y sigue tu esencia –no tienes que ser algo que no eres, no tienes que aparentar para ser feliz- Algunas acciones que puedes hacer para cambiar la forma en cómo te relaciones con los demás son:

 

  • Alza la voz ante cualquier situación que no sea justa y siempre defiende tus ideales con moderación y respeto
  • Sé tolerante con todos, recuerda que no todos piensan como tú.
  • Cuida a las personas que te cuidan por que ellos lo agradecerán
  • Muestra apoyo y bondad con tus actos

 

 

La autoestima y la honestidad son buenas herramientas para impulsarte a seguir adelante y dejar las emociones libres sin que pudieran afectarte y por lo tanto comenzar a fluir. Céntrate en personas que aporten, sino lo hacen es mejor crecer

La vida es efímera para que todos tus esfuerzos estén en personas que no te brindan cosas positivas por vivir. La gente que se la pasa criticando todo lo que haces, todo lo que sueñas o dices y que te hace sentir que nunca serás suficiente, son personas que no necesitan de ti. Quizá todo eso que ven en ti es algo de lo que ellos carecen.

 

 

 

 

Ser honesto contigo mismo es ser honesto con todos

Sí, hay personas que abrirán su corazón a dar cariño y amor a los demás y pueden proteger, apoyar y hacer evolucionar a todas aquellas personas que reciben. Las personas que son honestas tratan de vivir en la coherencia, suelen ser firmen en sus convicciones y generan vínculos con personas que valen la pena.

 

Cuando encuentres a una persona que te escuche, que te sume y que te guíe, es probable que hayas encontrado un tesoro que deberías mantener a tu lado. Además tendrán la oportunidad de crecer juntos y de cultivar lo más valioso que tienen: su tiempo.

 

“Si conoces a una persona honesta piensa en seguir su ejemplo; si conoces a uno que no lo sea, examina tu propio reflejo”

 La honestidad es una de las mayores cualidades que podemos cultivar. Una persona honesta comparte y no tiene miedo de decir lo que siente, porque no busca agradar con una falsa sinceridad, busca que la gente descubra a través de su mirada.

 

 

Si quieres saber cómo viajar más síguenos:

Te recomendamos leer:

 

 

   

Comments

comments