Si quieres saber como es una persona pon atención como trata a su madre

Ya lo decían las abuelas, si quieres conocer a alguien fíjate bien cómo trata a su madre, a un camarero, a los niños y a los animales. Los hechos dicen más que las palabras

 

 

Cuando conocemos a alguien es probable que tengamos una larga lista de cosas que buscamos en un amigo o en una pareja que pueden ir desde las características ideales, rasgos o habilidades. ¿Pero realmente importan? Quizá sí. 

Lo primero que nos llevamos de cualquier persona son las impresiones y hacen la diferencia porque nos formamos una idea de quien es y cuales son sus valores. Eso puede darnos una idea si vale la pena invertir o no tiempo ahí.  

Si quieres saber como es una persona pon atención como trata a su madre por que es ahí donde sabrás si tiene todos los valores que ostenta o si solo es una imagen que quiere proyectar. Date cuenta por sus actitudes y no por sus palabras, por que los hechos cuentan más de lo que una persona puede -o quiere- compartir.   Además de eso, hay otros parámetros que podrían servirte de referencia:

 

 

Te inspiramos a viajar  

 

 

Confianza

La confianza es posiblemente una de las características más importantes de las relaciones. Sin confianza, existe la falta de una base sólida sobre la cual construir la intimidad emocional.

Sin confianza, te quedarás constantemente inseguro de si puedes contar con tu pareja para que te ayude y si realmente quiere decir lo que está diciendo o no. Hay muchas formas de construir y reconstruir la confianza dentro de una relación, pero si no está en el camino para hacerlo, su relación es bastante vulnerable al estrés y la incertidumbre.

 

 

Comunicación

Comunicarse de manera honesta y respetuosa, especialmente sobre las cosas que son difíciles, es algo que no llega automáticamente a todos. 

Es posible que hayamos aprendido a mantener las cosas incómodas bajo la superficie en aras de la armonía o la apariencia de la perfección, o también es posible que nunca hayamos aprendido a reconocer los sentimientos difíciles ante nosotros mismos

 

 

 

Paciencia

Nadie puede ser perfectamente paciente todo el tiempo. Las personas en una relación sana y amorosa se brindan mutuamente un denominador común básico de paciencia que permite la paz, la flexibilidad y el apoyo cuando una persona está teniendo un mal día o no está en su mejor momento. 

 

 

Empatía

Estar dispuesto a adoptar la perspectiva de otra persona es útil en muchos casos, ya sea en la crianza de los hijos , en ser un buen vecino o incluso en dejar que alguien se fusione frente a usted en la carretera. La empatía es crucial para el amor a largo plazo.

 

 

Afecto e interés

Probablemente no hace falta decir que el amor debería ser parte de cualquier relación romántica sana y comprometida. Los pequeños gestos físicos de afecto, pueden contribuir en gran medida a que cada persona se sienta cómoda y segura dentro de tu relación. 

 

 

 

Flexibilidad

En las parejas, ambos están dispuestos a adaptarse según sea necesario a los cambios y al crecimiento, positivos y negativos, que pueden surgir durante una relación a largo plazo. Y son capaces de evaluar a nivel conjunto, especialmente durante los conflictos, lo que más le importa a cada persona dentro de la relación y cómo se debe priorizar.

 

 

 

Agradecimiento

Cuanto más sentimos esa gratitud , más nos sentimos apreciados por quiénes somos dentro de las relaciones, lo que también mejora el bienestar de la relación. Incluso pequeñas expresiones de gratitud y aprecio pueden ayudar a mejorar la satisfacción de ambos.

Si bien, hay muchas otras variables cuando buscamos a un amigo o una pareja, estas son algunas de las que muchas personas toman en cuenta cuando están conociendo a alguien. No se trata de agradar a todos, pero sí de ser buenas personas, conscientes, agradables y felices. Cuando tienes eso, tienes magia.

 

 

Si quieres saber cómo viajar más síguenos:

 

Te recomendamos leer:

   

Comments

comments