Perrito ciego rechazado encuentra al lazarillo más fiel que nunca le deja solo

Un perro se ha convertido en los ojos de un perro ciego, le cuida, protege y lo ayuda a descubrir el mundo. Es la historia de Amos y Toby, dos perros inseparables

Jess Martin trabajaba como voluntaria en el Servicio de Bomberos y Rescate cuando econtró a Amos, un perrito completamente invidente que no había tenido para ser adoptado por una familia que lo cuidara. 

“Pensé que sería muy difícil encontrar un dueño y mientras Amos estuvo bajo atención médica durante cuatro meses, decidimos acogerlo en febrero del año pasado, pero después de un tiempo nos dimos cuenta de que nunca lo devolveríamos”.

 

Te inspiramos a viajar  

 

 

Al llevar a Amos a casa encontró que tendría otro perro con quien hacerse compañía y con quien formaría un vínculo especial: Toby, un perrito que se convirtió en su amigo, compañero, defensor y que le ayuda a las tareas más sencillas: acercarse a su tazón de agua, caminar y caminar:

“Toby es muy independiente y le gusta su propio espacio, por lo que estábamos un poco preocupados por ver cómo aceptaría a Amos. Al principio, 

 

Publicidad2  

 

Toby le gruñó un par de veces y luego lo ignoró. Amos vino de una perrera, por lo que no sabe cómo socializar con otros perros. Después de un par de días, vi que Amos no podía encontrar su tazón de agua y Toby lo empujó y lo ayudó a salir”, explicó Jess a un periódico

 

Toby se volvió sus ojos

Jess Martin comenzó a pasear a sus perros y se dio cuenta que Amos tenía un poco de pavor a estar en la calle; fue Toby quien se colocó a su lado para indicarle el camino y recorrerlo hasta que estuviera listo.

“Cuando salíamos a caminar, Amos estaba muy asustado, especialmente por los ruidos y Toby rápidamente se dio cuenta de que necesitaba ayuda, así que cada vez que Amos se detenía, Toby se acostaba a su lado hasta continuar” comentó Jess.

 

 

Al salir a jugar a los parques, Toby se ha convertido en el guardián de Amos quien por ser invidente no le ha sido fácil aprender a socializar con otros canes.

“El principal tema de Amos es que a otros perros no les gusta cuando se le acercan, obviamente porque no puede comunicarse de la misma manera, por lo que no tiene otros amigos Toby siempre está ahí para protegerlo, lo llamamos su guardaespaldas”, comentó la mujer”

Publicidad3  

 

Si Amos no encuentra algo, su hermano perruno le ayuda para que pueda encontrar el camino de vuelta o simplemente sepa donde está el plato de la comida. Sin duda una historia inspiradora y conmovedora sobre cómo los animales pueden tener acciones de compañerismo. 

Por lo general, Toby utiliza su tacto para comunicarse con Amos y por eso no es extraño verlos muy juntitos. Aunque hay ocasiones que al perro guía no le queda más que ladrar fuertemente para evitar que su paciente se pierda del camino o se exponga de alguna manera.

 

Las verdaderas amistades surgen de los caracteres más diversos y Amos y Toby son un ejemplo claro. Felicidades a estos compañeros inseparables.

 

Te recomendamos leer:







Swyft
Swyft

Welcome to your go-to destination for fresh perspectives. Dive deep into our rich content pool curated meticulously to enlighten, entertain, and engage readers across the globe.

Subscribe to Our Newsletter

Join Us and Let’s Explore Together

Subscribe to our newsletter and be the first to access exclusive content and expert insights.

Sponsored Ad

Unleash Growth Potential with Our Cutting-Edge Solutions